Cómo y por qué deberíamos leer más.

Me encanta leer, así sin paños calientes. Creo que cada día leo más, además es que a parte de los libros, a día de hoy leo muchos artículos en blogs, que al final son muchos pocos que hacen un mucho.

Fácilmente leo unos 8 artículos diarios, que con una media de unas 1000 palabras por artículo (alguno de los míos tiene 2000 palabras por ejemplo), y a unas 300/400 palabras por página que suele tener un libro, salen unas 20 a 26 páginas por este medio, sinceramente siendo un hábito bastante consolidado que repito diariamente, salen más de 500 páginas al mes, que bien podría ser un libro  sólo con los blogs.

Aunque ante todo quiero decir que no soy un gran ejemplo como lector, porque tengo siempre entre 3 a 5 libros empezados, he intentado varias veces enfocarme de libro en libro pero no he sido capaz.
Prefiero poder saltar de temática en temática porque me gusta leer en cada rato en el que tengo un hueco, y así siempre tengo para leer algo que en ese momento me apetece, además leo en inglés al menos uno de los libros que tenga empezados para ganar soltura con el idioma (que falta me hace). Ahora mismo por ejemplo tengo:

– “Superprofesional” de Alfonso Alcántara.
– “Zen To Done” de Leo Babauta (en inglés).
– “El Elemento” de Ken Robinson
– Releyendo “La Inteligencia Reformulada” de Howard Gardner”.
– “A Study in Scarlet” Arthur Conan Doyle (Inglés)

Y a medida que voy acabando uno, empiezo otro, en estricta justicia diré que cuando estés leyendo estas líneas, los dos primeros ya los habré acabado.
Uno de los sustitutos ya lo tengo que es Getting Things Done de David Allen y el otro, pues o bien me releo a Harry Potter o bien me releo las Crónicas de la Dragonlance, que cualquiera de las dos son series que me darán para un tiempo largo y llevo tiempo con ganas de volver a leerlas.

¿Cuándo leer?

En esta vida siempre ponemos delante de cualquier cosa que queramos/tengamos que hacer el “no tengo tiempo”.

Está claro que no todos se pueden permitir diariamente dos o tres horas seguidas de lectura (yo al menos no puedo).

Pero todos tenemos huecos en los que podemos disfrutar de la lectura sin hacer sacrificios.

Esto me recuerda a un artículo de Leo Babauta en su blog zen habits en el que contaba su estrategia para leer. Relataba como durante su día a día tenía cinco momentos predilectos para ello y en cada uno de ellos lee 4 páginas (después de las comidas, tras hacer mindfulness al levantarse, y antes de acostarse), si hacemos las mismas cuentas que al inicio del post, vemos su libro mensual también, de hecho en el post él cuenta que tarda unos 45 días en leerse el Quijote o Guerra y Paz.

¿Cuánto tiempo supone esta dedicación minimalista?

En una lectura tranquila, pausada y con buen nivel de comprensión, para alguien sin tener gran hábito lector podemos inferir unos 10-12 minutos en cada micro-sesión.

Seguro que para muchos, poneros la excusa de “no tengo tiempo” cuando hablamos de 10-12 minutos mientras tomas el café de la mañana, después de comer, en el metro/autobús, en el sofá tras la cena, en todos los ratos de espera que tenemos a lo largo de las semanas, el baño (ese gran amigo).

Estoy seguro que muchos pasáis más tiempo mirando el móvil en estas situaciones, abriendo y cerrando los perfiles de redes sociales, o mirando el email por si hay algo.

Pensadlo realmente, el truco está no en dedicar grandes esfuerzos, sino cambiar pequeños hábitos para crear un gran hábito (si te interesa saber más de los hábitos: Cuanto se tarda en crear un hábito).
Hoy por hoy con la facilidad que supone leer en los kindle o las phablets (los móviles grandes), podemos llevar los libros a todas partes, y además hacer anotaciones y subrayar (Si os planteáis comprar un e-reader sentiros libres de usar mis enlaces afiliados de amazon, el mantenimiento de la web os lo agradecerá 😛 y a vosotros no os van a cobrar más claro).

Kindle paperwhite

Kindle paperwhite

¿Por qué debería leer más?

Podríamos escribir un libro completo sobre los beneficios de la lectura, los libros clásicos suponen hoy por hoy un gran reto para nuestra mente, y de hecho ya hay algún estudio que asocia su lectura a un aumento de la inteligencia emocional y las habilidades sociales, mejorando nuestra comprensión y razonamiento.
Como rezaba un libro de autoyada de hace unos años:

Es innegable que hoy por hoy, la lectura es probablemente la mayor fuente de conocimiento y aprendizaje que tenemos.

Otro estudio (este es de la Universidad de Búfalo), descubrió que leer libros nos hace sentirnos psicológicamente parte de la comunidad que protagoniza la narración, lo que cubre una de las necesidades básicas del ser humano (la pertenencia al grupo), mejorando así el estado de ánimo y la satisfacción de los lectores.

Los libros son un motor de ideas, y las ideas despiertan cambios en nuestro interior.
Tu yo de hoy no es igual a tu yo de hace unos años, estamos en un cambio continuo

¿Qué es la lectura útil?

Leer es en todo su esplendor útil, pero si leemos del tirón sin anotaciones, sin resaltar nada, nos estamos perdiendo gran parte del aprendizaje que nos va a aportar la lectura, y esto puede ser tanto en novelas y poesía como en libros de no-ficción.

  • Separa el grano de la paja, subraya y anota las ideas principales de los libros.
  • No te quedes con dudas. Todas las expresiones y palabras que no entiendas al diccionario que van.
  • Think about it! Piensa y reflexiona, recapacita sobre lo que lees, saca las conclusiones del autor busca su aplicación en tu vida, debate contigo mismo sus puntos éticos o morales, haz una reseña del libro para ti mismo y guárdala (el aprendizaje es el recuerdo). Resumiendo aprovecha el tiempo que invertiste.
  • Si estás leyendo alguna novela que contenga muchos detalles, escribe en un papel los nombres de los protagonistas mientras salen, lazos comunes entre personajes, temporalidad o lugar de aparición.

Por supuesto, no tengas miedo a releer un libro, es uno de los mayores placeres, descubrir cosas que pasaste por alto, detalles de ese personaje en los que no habías caído, la necesidad de realizar nuevas anotaciones, e incluso ser consciente de cómo te ha podido influir un libro. Además con tus antiguas anotaciones la lectura se hace muchísimo más rápida.

¿Qué leer?

La respuesta rápida es; lo que te apetezca.
Pero lo cierto es que el tiempo es finito, y probablemente nunca puedas llegar a leer todo lo que te apetece, así que creo que hay que aprender a valorar las opciones y establecer prioridades, pero sin desdeñar ningún estilo, lo peor que se puede hacer al leer es tener prejuicios sobre la temática.

Hay un concepto en economía que se llama coste de oportunidad, que básicamente viene a ser aquello a lo que renunciamos por hacer algo. En este caso en concreto el coste de oportunidad sería el libro que no hemos leído por haber leído este otro.

Si por ejemplo quieres mejorar en tu carrera profesional aparca los best-seller, y céntrate en tu campo.

En fin, ya sabéis a qué me refiero, estableced prioridades para ser más productivos (aquí un artículo por si queréis saber cómo llegar a ser más productivos).

Espero que os haya resultado útil el post y lo compartáis que creo que es importante que aprendamos la importancia de la lectura. ¿Y tú qué estás leyendo?

 

 

 

Referencias:

Leo Babauta
Artículo: Estudio Universidad de Búfalo
Estudio lectura clásicos.

width=728

3 Comments

  1. Little Princess 18/02/2015
    • Chus Diez 19/02/2015
  2. JuanMa 27/08/2015

Add Comment

*

Leer más
Baja autoestima
Baja Autoestima, ¿Cómo superarla?

Seguro que lo has oído millones de veces, una y otra vez, en libros, magazines de domingo, foros de internet,...

Cerrar