¿Qué hago cuando acabe la carrera?

¿Qué hacer cuando acabas, lo que llevas años haciendo?

Ésta, así formulada, es una de las preguntas más difícil a la que todo estudiante universitario se enfrenta al acabar la carrera, y más como en nuestro caso, cuando hablamos de Psicología, una carrera con salidas tan diversas.

Es muy habitual, encontrarte con estudiantes que comenzaron con un objetivo en mente y acaban con otro totalmente distinto, en mi caso, de la idea que tenía al empezar a la que tengo ahora al ir terminando, la noche y el día, empecé enfocadísimo a la Neuropsicología, desde que estudié en primero Psicobiología.

He pasado por etapas en las que la psicología de la memoria, el aprendizaje, todas me han ido llamando la atención y hoy, a un año y a unas 10 asignaturas para terminar sinceramente estoy aún hecho un lío. 

Motivo por el cual le pedí a Ana Vico Psicóloga, ponente, ser humano, profesora y creadora de Be Fullnes que me ilustrara con este tema, y por eso el post de hoy corre de su cuenta (Muchísimas gracias Ana), disfrutarlo porque de verdad merece la pena:

——————————————

Be Fullnes

Creo que a todos nos contaron el mismo cuento: “tu estudia una carrera que al terminar tendrás trabajo y los demás no”.

Ay! eso es una verdad a medias. Es verdad, porque fue verdad un tiempo, hace años. Entonces si tenías una carrera tenías trabajo seguro. Pero ahora las reglas del juego han cambiado.

¿Y ahora qué? Te preguntarás. Pues toca apechugar con lo que tenemos y dar un cambio de tuerca.

Me gustaría contaros mi experiencia. Estudié psicología porque en su momento era lo que más se acercaba a lo que yo quería ser de mayor. Cuando terminé, allá por el 2012, imagínate el trabajo que había de psicóloga en España. O al menos de una psicóloga recién salida de la facultad como yo.

Ninguno.

Y como yo, ninguno de los de mi generación hemos podido trabajar aún como psicólogos (bueno, a decir verdad, un par de mis amigas han conseguido trabajo hace unos meses).

Sin embargo ahí me encontré yo, con mi título bajo el brazo y echando más currículums de los que puedo recordar. Encima había hecho las prácticas en selección de personal y sabía cómo estaba el asunto. Siempre he sido optimista y el optimismo me duró un año, el año que hice mi máster de Coaching. Después decidí coger el toro por los cuernos y empezar a ser yo quien eligiera la vida que quería llevar.

Hoy vengo a daros un poco de luz a los que todavía estáis en el camino precioso que es la psicología. Espero poder alumbraros un poco el camino y que sufráis un poco menos de lo que a mí me tocó pasar.

Vamos a ello.

Ten claro lo que quieres

¿Sabes a lo que te quieres dedicar?

¿Sabes qué rama te gusta o qué especialidad de la psicología?

Pues ve a por ella a saco. Estudia, lee, haz prácticas, voluntariado… lo que sea. Asegúrate que eso es lo que quieres y en cuanto tengas claro que quieres ir por ese camino, todas las dificultades parecerán menores. Porque créeme, de nada te servirá tener experiencia en jurídica si lo que quieres es vivir de la psicología de la salud. A mí me ha pasado.

La clave está en ir alineado con tu objetivo. Si quieres ser psicólogo deportivo, mira qué es lo que hace la gente que trabaja de ello. Si quieres ser psicólogo clínico, empápate de qué es lo que hacen y qué han tenido que hacer los que viven de ello.

Pinta y colorea tu objetivo profesional con luces y arcoíris… porque el camino podrá ser duro, pero de esta manera siempre tendrás clara tu meta.

 

Cómo afrontar la búsqueda de trabajo

Sí, todo muy bien Ana, pero no me has dicho qué voy a hacer cuando termine la carrera”.

¿Qué hago cuando acabe la carrera?

Tranquilo, vamos a ello ahora mismo.

Lo primero es afrontar la búsqueda de trabajo, que nada es como nos habían pintado cuando empezamos la carrera.

La realidad es la que es. Hay menos trabajo, hay menos demanda de psicólogos… Pero por esto mismo hay más creatividad que nunca. Los psicólogos están haciéndose psicólogos a domicilio u online, trabajan en sitios de coworking para ahorrar gastos, o dan cursos y talleres. ¡La inventiva no tiene límites!

Yo por ejemplo me dedico a dar formación y servicios a particulares y grupos que quieren vivir plenamente. Me hice mi propia página web y ahí estoy, buscándome mi futuro profesional.

Porque yo sí tenía claro a lo que me quería dedicar (después de mucho darle vueltas, no te creas).

Así que te animo a ser realista, pero no pesimista, en la búsqueda de trabajo. Si sabes lo que quieres, échale tiempo y ganas. Trabajo hay, sólo que hay menos y más escondido.

 

Gestiona tus emociones

Esto es algo en lo que flaqueamos todos cuando terminamos la carrera y nos encontramos con la realidad. ¿Cómo afronto el cierre de mi etapa universitaria? ¿Cómo empiezo la etapa laboral? ¿Cómo luchar contra el miedo al fracaso? Son cuestiones que como psicólogos debemos afrontar y cuidarnos a nosotros mismos en salud.

Y si no puedes, pide ayuda a un psicólogo, o a un amigo, o a un coach. Lo que sea, pero gestiona tus emociones porque son la clave del éxito.

El miedo, la ansiedad, las expectativas frustradas… Todo ello hace mella en la mente y en el cuerpo. Permítete el tiempo que necesites para trabajarte individualmente e internamente. Es trabajo que te ahorrarás cuando te dé otra crisis. También puedes viajar y darte un cambio de aires. Te ayudará a despejar la mente y dejar claras las cosas importantes en la vida.

 

Reinvéntate

Este es el mayor consejo que me gustaría darte. No te imaginas la de psicólogos que se han reinventado y ahora están trabajando la mar de felices. El camino puede ser duro, pero si algo bueno tiene la crisis es que exprime las mentes, estruja las ideas y saca adelante verdaderos proyectos de vida.

Te invito a que te hagas estas 3 preguntas.

  1. ¿Qué es lo que más me gusta de la psicología?

Si no lo tienes claro, ahonda dentro de ti. Quizá te ayude recordar por qué elegiste estudiarla.

  1. ¿Para qué está la psicología en el mundo?

Qué visión tienes de la psicología y de los psicólogos. Esto es importantísimo y tienes que tenerlo claro clarinete.

  1. ¿Con qué rama de la psicología es con la que más vibro, cuál es la que más me mueve por dentro?

Si aún no lo tienes claro, pregúntate qué asignaturas son las que más te gustan, haz prácticas o lee sobre las salidas laborales de cada rama. Eso te puede ayudar.

Me despido con una recomendación final:

Anímate a descubrir lo que realmente quieres y lucha por ello. Sólo así podrás ser feliz. Sólo así podremos vivir de lo que realmente nos gusta: la psicología.

Espero haberte ayudado y si tienes alguna duda estaré encantada de responderte.

¡¡Muchas gracias!!

 

Be Fullnes

 

———————————–

 

¡Hola otra vez! No dejo de releer el post; me parece muy bueno, y que, aunque orientado a la psicología, podemos extrapolarlo a casi cualquier estudio o trabajo.

Valoro mucho la importancia del Foco, de no tratar de abarcar más de lo que hacemos, y muchas veces a mi me pasa, no se decir que no a las oportunidades de aprendizaje que se me presentan, y si me despisto diversifico mi tiempo tanto que al final, hago bueno el refrán;
Aprendiz de todo, maestro de nada“.

Y gracias a Ana, termino de convencerme de que lo importante es tener una ruta clara en esta vida, para que cuando hagamos otras cosas, no cambiemos la ruta, sino que simplemente aprendamos a disfrutar del paseo.

¿Qué os ha parecido el post? ¿Tenéis claro vuestro objetivo? Dejad los comentarios abajo, y para las dudas profesionales o más concretas, os remito a BeFullnes

width=728

2 Comments

  1. Gisselle 04/06/2016
  2. LauraG 09/02/2017

Add Comment

*

Leer más
Trabaja para que algo suceda
¿Cómo incorporar nuevos hábitos?

    ¿Las personas cambian? ¿De verdad se pueden incorporar nuevos hábitos? Creo que con esta frase, podríamos estar debatiendo...

Cerrar