Experimentar con bebés. El caso del pequeño Albert

A lo largo de la historia de la Psicología se han llevado a cabo varios experimentos que han despuntado sobre otros. Algunos por la importancia de sus resultados y conclusiones, otros por la aplicación tan impactante que han llevado a cabo. Entre estos últimos, podemos destacar algunos como el de la cárcel de Stanford o el famoso caso del pequeño Albert, del que hablaremos en el post de hoy.

John B. Watson

Watson, considerado padre del conductismo, fue un psicólogo estadounidense e investigador de la Universidad de Johns Hopkins (Baltimore) que pensaba que la conducta humana se debía estudiar por los comportamientos aprendidos (haciendo referencia a aquellos que eran observables).

Watson, el caso del pequeño Albert
(Original Caption) John B. Watson 1878-1958. American psychologist and exponent of behaviorism. Photograph, ca. 1920s, 1/2 Length. (Photo by George Rinhart/Corbis via Getty Images)

Influido por las conclusiones a las que llegó Pavlov, quiso demostrar si éstas se aplicaban también en humanos. Por lo que se propuso validar el condicionamiento del miedo en un bebé.

El caso del pequeño Albert

Podríamos considerar el experimento del pequeño Albert como uno de los más conocidos de Watson. Previamente, Watson había realizado ciertos estudios con animales; pero, decidió dar el salto y experimentar con humanos para tratar de dar respuesta a una serie de cuestiones:

  • ¿Se puede condicionar a un niño para que tenga miedo a un animal?
  • ¿Se puede generalizar ese miedo a otro tipo de animales u objetos?
  • ¿Cuánto durará el miedo condicionado?

Para dar respuesta a estas preguntas, Watson se dirigió a un orfanato junto con su ayudante, Rosalie Rayner. Allí, seleccionaron a un bebé que no llegaba al año, Albert. Un niño tranquilo, hijo de una de las nodrizas de ese orfanato.

APIR PIR Psicólogo militar

El experimento con el pequeño Albert: primera fase

Albert fue sometido a diferentes pruebas con diversos estímulos para comprobar si le generaban miedo (de forma previa al experimento). Entre todos los estímulos presentados, solo manifestó temor al escuchar un ruido fuerte provocado por un golpe de martillo en una placa metálica.

Tras esta primera prueba, el experimento continúo tratando de condicionar dicho miedo con otros estímulos. En primer lugar, se le presentó una rata blanca y, al contrario de lo que podría parecer, el bebé no mostró miedo ninguno. Albert trató de jugar con ella; pero, al intentarlo se hizo sonar ese ruido del que hablábamos antes y que le producía miedo. Tras repetir varias veces el mismo proceso, el pequeño Albert acabó sintiendo miedo por el animal.

Experimento de psicología: El caso del pequeño Albert

El experimento no acabó aquí. Después de generarle al pobre bebé una fobia a las ratas blancas, se le sometió a más pruebas en las que se iban introduciendo otros animales y objetos: conejos, perros, abrigos de piel, una máscara de Santa Claus… Albert acabó condicionando el miedo a estos estímulos también.

Miedo animal, Caso Albert

El experimento con el pequeño Albert: segunda fase

La segunda fase del experimento consistirá en revertir los efectos del condicionamiento en el bebé, esto es, que Albert dejara de experimentar ese miedo a los estímulos que había condicionado. Sin embargo, esto es algo que nunca se pudo llevar a la práctica, puesto que el experimento acabó siendo tan polémico que la universidad acabó expulsando a Watson. Otras versiones apuntan a que fue la madre quien retiró a su hijo del presente experimento.

Sobre Albert se conoce poco. Al parecer, según alguna publicación posterior al experimento, pudo morir en su sexto año de vida por una hidrocefalia.

El experimento del pequeño Albert ha sido uno de los más famosos del mundo de la Psicología, tanto por los resultados obtenidos como por infringir numerosas normas éticas que, hoy, habría que cumplir para realizar cualquier experimento.

width=728

Add Comment

*

Leer más
Cómo ser más productivo y hacer lo que deseas.

CÓMO SER MÁS PRODUCTIVO PARA PODER HACER LO QUE DESEAS. ¿Cómo ser más productivo? ¿Tienes tareas pendientes en tu agenda...

Cerrar