Asch y su experimento de la conformidad

Seguro que en más de en una ocasión has acabado dejándote llevar por lo que piensa/dice/hace tu grupo de amistadas. Incluso cuando no has estado totalmente de acuerdo con ello. Por ejemplo, has acabado yendo a ese bar que no te hacía gracia porque al resto de tus amigos/as les encantaba. Querido/a amigo/a, acabas de “sufrir” el fenómeno de la conformidad.

¿Pero qué es eso del fenómeno de la conformidad?

Hablamos de conformidad cuando cambiamos nuestras respuestas, con respecto a cualquier situación u objeto, acercando estas a lo que el resto del grupo expresa. Y todo esto debido a esa presión grupal.

Los experimentos de Asch sobre la conformidad

Aunque Asch no fue el primero en investigar sobre el asunto que nos traemos entre manos en este post, sí que sus experimentos han sido de los más conocidos. Ya, en otro post nos centraremos en esos experimentos previos realizados por otros autores como Festinger o Sheriff.

¿Quién es Asch?

Empecemos por conocer un poco más a Solomon Asch antes de adentrarnos en sus estudios:

Asch fue un psicólogo polaco que se acabó trasladando a los EEUU y que acabó alcanzando su prestigio gracias a algunos de sus trabajos pioneros en el mundo de la Psicología Social.

Experimento de conformidad de Asch

Tras realizar sus estudios en la Universidad de Columbia, Solomon ejerció de profesor de Psicología en el Swarthmore College.

En los años 50 ganó su popularidad gracias al experimento que hoy describimos en este post: la conformidad ante la presión social.

Diferentes versiones para el mismo experimento sobre la conformidad

Asch llevó a cabo varias versiones de su experimento para comprobar lo que estaba estudiando. Veamos en qué consistió la primera versión de su experimento sobre la conformidad.

APIR PIR Psicólogo militar

Primera versión del experimento

Solomon creó un grupo de sujetos, el cual estaba formado por varios colaboradores infiltrados (que se hacían pasar por otros sujetos experimentales) y por un estudiante (sujeto experimental). La tarea que tenían que realizar era bastante sencilla. Asch entregaba, en primer lugar, un papel que tenía impresa una línea de referencia y, en segundo lugar, otro con tres líneas de diferente tamaño y cada una etiquetada con una letra (a, b y c).

Experimento de conformidad de Asch

Cada sujeto debía decir cuál de las tres era la que se correspondía con la longitud de la línea mostrada en primer lugar. Una tarea que, como vemos, era muy simple y que difícilmente podría llevar a error.

Todos comenzaron a dar la respuesta correcta, pero a los sujetos infiltrados se les había encomendado la tarea de generar una respuesta incorrecta a medida que el experimento avanzaba, esto es, decir que la línea más larga era una de las más cortas. El sujeto experimental comenzó contestando correctamente, pero a medida que observaba que sus compañeros afirmaban con firmeza otras respuestas, sus respuestas comenzaron a acercarse a lo que estos decían.

Quizás te puede interesar este otro post:
👉🏻Efecto Ringelmann: ¿la unión hace la fuerza?👈🏻

Tras el experimento, los sujetos experimentales indicaban que, en algunas ocasiones llegaban a pensar que realmente estaban equivocados, otros señalaban que trataban de adaptarse al grupo por miedo a ser rechazados/ridiculizados.

Otras versiones

Asch realizó varias versiones del mismo experimento. En una de ellas, introdujo en el grupo otro sujeto infiltrado al cuál se le había indicado, previamente, que independientemente de lo que el resto del grupo dijera, él tenía que dar siempre la respuesta correcta. En este caso, el efecto de conformidad disminuye en el sujeto experimental al ver que no es el único en pensar de esa forma. Sin embargo, el sujeto vuelve a adaptarse al grupo si este nuevo sujeto sale de este.

width=728

Add Comment

*

Leer más
situación extraña apego
El apego en la situación extraña de Ainsworth

Hace unas semanas nos adentrábamos en el mundo del apego de la mano de Bowlby. Hoy profundizaremos un poco más...

Cerrar